NOSOTROS

 

La marca y las personas

La esencia de Som Naturals hace referencia a una manera diferente de entender la creación de productos textiles: partiendo de conceptos sencillos y respetuosos con la historia y el entorno; basados en trabajar con materiales de primera calidad, totalmente naturales, y utilizando técnicas tradicionales de corte, lavado y confección; obtenemos unas piezas únicas que quieren expresar unos valores, unas ideas, una manera diferente de entender también la vida.

Esta pequeña empresa familiar de artesanía textil la creamos Jordi Cugat y Dora Garriga en 1995.

Después de haber dedicado la mayor parte de la vida al mundo de la confección en piel y al coleccionismo, decidimos utilizar nuestros conocimientos para crear esta original línea de productos: ropa exclusiva de algodón y saco 100% naturales para niños y niñas.

Tras la desaparición de Jordi, los hijos de la pareja, Víctor y Sergi, también hicimos un paso adelante para continuar el legado de esta singular empresa artesana.

Compaginamos el trabajo en nuestro taller con la participación en ferias de artesanía en Cataluña y en el resto del estado. En muchas de ellas nos han otorgado varios premios ya que intentamos tener tanto cuidado de nuestras paradas como de nuestros vestidos.

Un poco de historia

La industria textil es un símbolo identitario de nuestra historia. A través de ella llegó la Revolución Industrial a nuestro país durante la segunda mitad del siglo XIX. Las fábricas textiles, llamadas popularmente "vapores", se extendieron por numerosas poblaciones catalanas y en aquellos años , Cataluña era la cuarta industria algodonera del mundo, detrás sólo de Inglaterra, Francia y Estados Unidos.

Actualmente, sin embargo, este sector se encuentra en una clara decadencia y nosotros, que somos del Maresme , una zona con una importante tradición textil, hemos vivido esta problemática de muy cerca.

Con nuestros productos, diseños contemporáneos propios pero creados con métodos tradicionales, intentamos aportar un pequeño grano de arena para que esta parte de nuestra historia no se pierda.

Foto: Interior de la Fábrica Llobet-Guri de Calella a principios del siglo XX. Archivo Quim Botey.